lunes, 9 de julio de 2012

Maternidad


La avispa hace su avispero en la contraventana de mi dormitorio. Precioso bichejo que sólo pretende vivir en paz. Si ataca es porque se siente amenazada, o porque defiende a su prole. Como haría yo. Esta ha tenido suerte, no la voy a matar. Como buena madre, terminará de hacer el avispero, de poner sus huevos en las celdillas, de procrear una nueva generación de avispillas, cada vez menos frecuentes. Eso sí, procuraré no olvidar que está ahí y no cerraré la ventana en unas semanas, no sea que si lo hago ella no entienda que yo la quiero mucho y me endiñe un aguijonazo al confundirme con un enemigo. Enternecedor animalico, la avispa.

8 comentarios:

  1. Prefiero tener cerca de mis ventanas a los palomos, porque ese cacho avispón me está dando miedito.
    Cuidadín Diego, con ese precioso y enternecedor animalico...

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo siempre he tenido una buena relación con las abispas y sólo atacan para defenderse, normal. Me caen bien y he jugado mucho con ellas de pequeño en la piscina.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. A mí, más que ternura por su maternidad, me inspiran admiración por su trabajo tan exquisito y su tenacidad pero sobre todo respeto porque esto de que atacan sólo si se sienten amenazadas... discrepo y mucho. Ellas no respetan a mi gente (alérgica a sus picaduras dos de cuatro) y atacan sin ton ni son (sobre todo los días de barbacoa)
    Y tampoco hemos observado que mengua su presencia en nuestro entorno...
    Hace unas semanas, tuve un capullo de mariposa también en en la contraventana de mi habitación y asistí al milagro de verla nacer y esto, sí que me llenó de ternura.
    Supongo que todos los bichos tendrán su razón de ser aunque no sea evidente para mí.

    Besotes (otra vez serranos :))

    ResponderEliminar
  4. Diego, Diego te estás jugando el tipo: las aviispas son absoluta e impunemente agresivas; las que solo atacan si en defensa propia son las abejas, que cuando pican mueren porque el aguijón es parte de su anatomía y se "arranca" al picar. La avispa tiene el mismo aguijón que el mosquito; pican una y otra vez sin peligro alguno.
    Las que están muriendo por culpa de los pesticidas y las enfermedades son las abejas que, además de producir miel, son las mejores polinizadoras de la naturaleza. La avispa es ¡¡¡carnívora!!! cúidate, porfa.

    ResponderEliminar
  5. Ya quisiera yo tener un aguijón así para algunos momentos...
    Otro besote

    ResponderEliminar
  6. Si fueran mariposas, mariquitas o libélulas las que vienen retratadas en el lateral del bote de insecticida, no lo compraríamos. Pero los supeditamos a nuestras reglas, gustos y criterios, decidiendo cuales eliminamos. Me alegro que respetaras esa maternidad avisperil en el marco de la ventana.

    ResponderEliminar
  7. Mercedes, sabía que tú si me comprenderías... :) Un besico.

    ResponderEliminar