lunes, 8 de diciembre de 2014

El pensamiento de un pájaro

Primero la línea recta; y luego 
un giro a la derecha, breve, apenas.
Después, la espiral de volteos 
cada vez más amplios, 
más veloces, como sin pensarlos,
urgentes.
Entonces el menguamiento del conjunto, 
velocidad, radio,
buscando la coordenada
y de nuevo la línea recta.

(Foto: abejaruco y rama pelada)

17 comentarios:

  1. Bella fotografía del invierno. Un beso.
    Feliz jornada, Diego.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Memareaoooo!, upps
    Abrazo en tirabuzón

    ResponderEliminar
  3. A LAS BUENAS TADES, Diego. Cierto, si lo pensara no daría con su rumbo exacto. A no ser que hubiera pensado lo suficiente como para diseñar un GPS, jajajajajaja...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Preciosos ojos los que ven tanta belleza. Porque nunca es suficiente con mirar.

    ResponderEliminar
  5. Pajarito libre.
    Va y viene como le apetece, sin límites de coordenadas.
    Eso es bueno.
    Besito, un poco agobiante y seguro que bastante diferente del que te podría enviar ese abejaruco :)

    ResponderEliminar
  6. Azzul, la foto engaña: la hice en septiembre, el mes en el que los abejarucos regresan a África.

    ResponderEliminar
  7. Clara, otro abrazo espiral (a ver quien nos desenreda luego)

    ResponderEliminar
  8. Valaf, como bien sabes, los pájaros se orientan para sus migraciones en "cosas" cuánticas que tienen en el cerebro :)

    ResponderEliminar
  9. Los ojos de las aves (sobre todo los de los búhos) son especiales, Paradeliña.

    ResponderEliminar
  10. Gata, algunos gatos son como los pájaros: van y vienen donde, cuando, como les da la gana, sin coordenadas prefijadas aunque dejen plumas en cada lugar ido o venido o llegado.

    ResponderEliminar
  11. Uufff... No sé que pensaran los pájaros diego ...pero amí si me gustaría volar como ellos;)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. No te quejes, Laura: tú ya vuelas como un insecto sobre tu Vespa, nombre en latín de avispa :) Sigue volando.

    ResponderEliminar
  13. Boa tarde, penso que o pensamento de uma ave é o que o homem mais deseja, é o pensamento da liberdade.
    AG

    ResponderEliminar
  14. Siempre imaginando, Diego :D Nunca pensé que los abejarucos pensasen tanto :) Beso

    ResponderEliminar