lunes, 6 de abril de 2015

Regrescencias

Ya asoman, regrescentes
en ahogado capirote
morado,
los ojos disolutos, junadores, 
interruptos, trascendidos
ahora en ranas, sapirujos,
pelodytes, pleurodeles.

(Es inútil que intenten trascendimientos, las cejas (¿antenas?) equisetiformes son difícilmente disimulables y delatan siempre a algún trascendido)

28 comentarios:

  1. Y me dijiste ; El día 4 a las 11 te espero en la Peña Rubia para estrecharnos las manos.
    Y allí me plante puntual con el nervio puesto, las manos me sudaban de la emoción ante la expectativa. Y espere media hora y espere una hora, y mas, pero no llegaste. Me habías plantado, y no en una maceta, ni en un barbecho , ni a la sombra de un pino verde, en realidad era un plantón mas grande que una Secuoya .Y me fui cargando con el peso de la desilusión, enjugándome una lagrima que otra.
    YA NO CONOCERIA AL MAESTRO !!!!!.......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Subí a la Peña Rubia a la hora convenida y te vi sentada en una roca (¿pantalón azul?¿gorrilla verde?¿gafas oscuras?) Pero soy un tímido recalcitrante, me di la vuelta y bajé al valle. Te espero de nuevo la noche del solsticio de verano, a esas 11, no me vayas a fallar o me cabreo :)

      Eliminar
    2. Eres un caballero e intentas ocultar la verdad pero se nota mucho que en realidad huiste temeroso .¿como estrechar la mano, posiblemente sudorosa ( por la emoción ) a un ser tan poco agraciado ? Tocada de gorrilla color verde cacamono,, ocultando una gorda pantorrilla con un pantalón color azul añil que se da de bofetadas con el verde cacamono y para mayor inrri posiblemente sospechaste la verdad y es que tras las gafas de sol con cristal casi negro,l se ocultaban unos ojos saltones de mirada desvaída .
      Si, has descubierto mi secreto, pero te aseguro Maestro que de aquí al solsticio voy a sufrir una transformación total que me convertirá en alguien absolutamente sexy y adorable. . No reparare en gastos me acaba de tocar la loto .....

      Eliminar
    3. !! Ah !! por cierto que pena me da que a la rana normal, terrestre de charca de toda la vida, la hayan echado los variados sapirujos marcianos del airoso capote fucsia donde se están corriendo una juerga que pa que las prisas

      Eliminar
  2. ¡¡¡¡ Jo Diego, la Semana Santa, con sus morados, y capirotes te sienta fatal......!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya me lo decía mi abuelica: "nene, tú callaíco en estas fiestas, que estás más bonico con la boca cerrá"

      Eliminar
  3. Mira, que me hayas metido a un buho sabio de devoto, no voy a perdonártelo jamás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que no es un búho, Paradeliña, que es un pleurodeles...!

      Eliminar
  4. Como no se van a delatar... Peazo de ojos tienen tus monos...no si al final acabaran mezclandose con las ranas de las charcas ;))))
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Van camino, Laura, pero no sé yo... Parecen algo desorientadas dentro del capirote.

      Eliminar
  5. Primero me fui a MIS charcas a comprobar la evolución de los renacuajos. Y gracias al cielo, mis anuros (como diría Isidro) hasta ahora parecen batracios de los normalitos.
    Me quedará investigar tus palabros en el diccionario.
    Pero justo acabo de volver (con algo de bruma mediterránea en el cerebro) y ya sabes lo que me espera :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vigílame esas ristras de huevos batracianos de tu charca y dime de qué batracios se trata (o tratariese). La curiosidad me embarga. Bienvenida a tus sierras manzanáricas.

      Eliminar
  6. Oyes Diego, ese dibujo me gusta para hacer un imán pal frigo. El color rosa del capirote (que no veo yo el morao por ningún lao) le daría un toque muy fashion al frigo. Incluso, si me insistes un poco, hasta te lo podría regalar... jejeje... no hay cosa más bonita que un frigo lleno de monos diegueriles. Además, me gustan mucho los sapitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No es morao el capirote? ¡Juer, mis hijos me están pegando el daltonismo...! :)
      Te insisto, te insisto. Pero con una condición: que seas tú quien los pegue en el frigo junto a los demás imanes mono-gatúnicos :)

      Eliminar
  7. está bien que se delate algo...
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo ahora en que todo se oculta...

      Eliminar
  8. Me siento atentamente observado... UN abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Darío: están pendientes y expectantes ante los "llantos y rechinares de dientes" :) Abrazote, poeta.

      Eliminar
  9. Maese diego, le aviso que por más conjuros que lance en arcano-murciano, los de Gryffindor tenemos varita de acebo con pluma de Fénix en su centro, jajajajajaja...

    Muy buenos días primaverales tenga vuesa merced, por aquí seguimos vacacionando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Utilícela, sir Gryffindor-Valaf, a ver si consigue la desarticulavión de las regrescencias primavero-vacacionales. Y sigue disfrutando :)

      Eliminar
  10. ¿Tres? ¿Por qué no dos o cuatro?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con dos volaría el caperucho. Con cuatro se hundiría, Todo tiene su equilibrio, su balance.

      Eliminar
  11. Bueno, yo regreso a tu blog también, Bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los regresos siempre son bienvenidos. Excepto los de los hijos pródigos :)

      Eliminar
  12. Me dan un poquico de miedo estas extrañas ranas Diego... ahora que medio llueve en Murcia y que anuncian más lluvias tendré cuidado por si me las encuentro en alguna charca, ¿o no debo tenerles miedo? :) Un besoooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las ranicas y los sapicos son inofensivos, Pat. Los peligrosos son los ranos :)

      Eliminar
  13. Diego ¿seguiremos regresciendo en ahogado capirote de no se sabe qué color o vas a ponerte ya las pilas para una nueva aparición?... llámame impaciente... o echadora de menos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sara impaciente y echadora de menos recíproca; ya estamos regresciendo desprovistos de capirotes y con pilas semiusadas. Beso.

      Eliminar