lunes, 1 de junio de 2015

La cueva hoy

Bueno, hoy y siempre; la cueva es atemporal.
Sigue ahí, semioculta bajo el lentisco y el espino negro.

Con su sima tan excitante, tan atrayente,
 tan sin fondo visible, tan ¿dónde acabará?.

Las pinturas de su bóveda.

Su réplica a escala reducida, la cuevecilla
con sus estalactitillas y estalagmitillas.

Su falillo oculto en uno de sus pliegues, que descubrí no hace tanto y que me hace dudar de su sexo, ¿es cueva o cuevo? Me da igual, lo nuestro ya es irreversible.

Su cabra macabra apresada entre dos rocas profundas; no sé si cayó desde la entrada o si provenía de las profundidades luciferianas.

Sus dos columnas, que tanto me fascinan.

Y su fantasma, inofensivo pero inquietante.

Solo una cosa ha cambiado: ahora entro con casco, para evitar las erosiones que sobre mi calbeza producían sus techos bajos (hay cariños que no matan, pero dejan malherido)

A la vuelta, unos esparraguicos recogidos en los ribazos generosos mayreneros. Breve paso por la sartén, una miajica de aceite de arbequina, sin sal para que no se dispare la tensión. Ni os cuento cómo sabían... (tengo más)

17 comentarios:

  1. Cómo me gustaría volver a tu cueva, Diego.. esta vez con casco, eso sí, que lo mismo se pone celosa y me tira pedruscos a la cabeza :)

    Un beso para ti :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy un jubilata con todo el tiempo libre, Ana, fija tú el día :) Antes de que emigres en brazos del amor a otras costas nórdicas desde las que la cueva queda más a trasmano :)

      Eliminar
    2. Voy a tener que contratar un asistente para organizar estos días, pero tú tranquilo que te aviso con tiempo para que puedas preparar esas comidas tan ricas que haces y poderlas degustar juntos al lado de la cueva :) Y después ya me puedo ir tranquila al norte, sabiendo que tu cueva sigue en el mismo sitio y con la misma cabra :)

      Eliminar
    3. Ya sabes, el camino más corto entre Sevilla y Bilbao pasa por Caravaca :)
      Eskarrikasco, ea.

      Eliminar
    4. Eso sin dudarlo, Diego :)

      Petonets :) (uy, que esto es catalán.. :)

      Eliminar
  2. No me extraña que te tenga tan enamorado :)
    ... Añadiré que los esparraguiños también tienen buen aspecto. ;)
    Y de postre ¡unos abercoques!
    Besote, mayrenero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enamorado es poco, Fram :) Mañana me voy para allá a recoger los abercoques. Y a hacer mis maravillosas y ecológicas mermeladas :)

      Eliminar
  3. La cueva de hoy sigue tal y como la vi ayer.
    Y veo también que a más de una chica nos gustaría volver así que vete haciéndonos sitio :)
    Y oyes, no sé si seré tan mística o poeta como para andar dejando rastros por ahí, pero sí podría llevarme una vela pa alumbrar esas ciertas oscuridades que inundan algunos espacios. Y dejar allí su cabo apagado para que haga compañía a los que ya abandonaron otros en ese mismo lugar.

    Un besazo y buena recogida albaricoquera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Serás tú el fantasma, gata? :) ¿Sabes una cosa? La última vez que entré (hace unos días, cuando hice esas fotos) encontré unos cabos de vela en las piedras del suelo de la cueva, cueva que yo pensaba que no conocía nadie. Señal inequívoca de que me es infiel, a mí, que tan bien le guardo las ausencias. Ingrata :) Te enviaré un tarro de mi mermelada para que experimentes nuevas recetas :)

      Eliminar
  4. A mí también me gustaría conocer tu cueva. Pero con casco:) Me gusta el buen rollo que se respira en los comentarios que te hacen, diego :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esther, la diferencia de edad tan grande que os llevo hace que pueda existir sin recovecos ese desparpajo, esa distensión, esa sana coquetería, esas sonrisas, esa naturalidad, esa simpatía que me regaláis y que me rejuvenecen hasta (casi) igualarme mentalmente con vosotros. Gracias. Y no os vayáis muy lejos, que me traga la cabra macabra (Y me cabreo :)

      Eliminar
  5. MUY BUENOS DÍAS, MAESE DIEGO. Sin duda que hay lugares que son especiales, con independencia de lo espectacular de sus paisajes. Y a fe que me parece que este lo es para vos. Para nos es el Penya y cada rincón, cada piedra, cada árbol, cada estrella de sus bellísimos cielos (como digo al pie de la Taberna), cuenta parte de nuestra historia. Algo parecido me ha sugerido su post.

    Un abrazo y MUY MUY MUY BUEN VERANO tenga vuecencia!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo echo de menos, Maese Valaf... Tener un lugar al que te unen tantos sentimientos es un privilegio. Pero para ello hay que tener sensibilidad y a Mari y a ti os sobra. No conozco la Penya, tengo que ir aunque allí me sienta como un espectador privilegiado, no como un componente del paisaje. ¡Feliz y largo verano tengan ustedes! :)

      Eliminar
  6. Bieennn...Viajamos al centro de la tierra... Es para enamorse de ella.
    Y sos esparraguitos una delicia!!
    Todos los tomates cultivados con cariño son exquisitos ;))
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos son exquisitos, Laura, pero los míos son más todos que todos los demás :)

      Eliminar
  7. Que buenas comidas hay en tu tierra.
    Me gustó mucho la visita, un saludo y que que aproveche.
    :)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Amazul, y esta es época de michirones... :)

      Eliminar