martes, 3 de junio de 2014

Y diez albaricoques

Al final me arrancó, me sajó, me edulcoró, me microondizó, me batidorizó, me entarrizó y me coció en agua hirviendo. Ahora, perdidas mi identidad y mi dignidad, yazgo preso del cristal sobre una balda oscura en casa de mi verdugo, mal rayo le parta, esperando ser liberado, untado sobre una tostada (las prefiero de semillas) y engullido por unos labios que deseo, casi exijo, sean femeninos. Y canto:

En fibras deshilachadas
acabó mi historial
que empezó en un bancal
y terminó en mermelada.

Foto: tarro de deliciosa mermelada de albaricoque ecológico que han confeccionado estos deditos que Él guarde muchos años. Tengo más (tarros y deditos)

19 comentarios:

  1. Un crimen :(( Con el gusto que da comerlo en el mismo árbol.
    Pero un crimen perfecto si termina en una tostada de desayuno (de pan casero de nueces ¿te sirve albercoquico? :)
    Besote y sonrisa. :))

    ResponderEliminar
  2. Aquí una anduriña culo de mal asiento que digo.
    Oye Diego, vaya semanita de historia en capítulos!!! y nosotros sin poder decir ni mu...
    Bueno, pues ahora que ya nos has dado la palabra exijo, a cambio, degustar la mermelada de uno de esos tarros que andan por ahí hablando solos y que espero esté tan buena como la del año pasado.
    Creo que esta vez me vas a pillar desplazándome. Ya te contaré, más que ná pa asegurarme de que me llegas.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  3. Sí, sí...dirás que tiene un plus de erotismo eso de la mermelada (siempre y cuando la extiendas sobre la "superficie" adecuada, jajajajajajaja...)

    Ya decía yo que tanto albaricoque advenedizo NO PODÍA ACABAR DE OTRO MODO, jajajajajajaja. Y mira, tenemos en casa un nisperero que está lleno, pero a parir de nísperos. Total, que el otro día mirándolos mientras íbamos recogiendo una cesta de idems...recordé tus agrupaciones crecientes de albaricoques, porque también habían grupitos de esos (ep, si los bautizamos así...up, down, charm, strange, top y bottom, pues ya tenemos la mermelada "fundamental", jajajajajaja...)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. El no permitir comentarios en las entradas anteriores se ha debido a que he estado en zonas de escasa-ninguna cobertura y. al no poder contestarlos, preferí quitar esa opción. Ahora estoy en la gran capital, donde todo se puede y se vive (mucho) peor.

    Fram, me he comido del árbol una "jartá" de albaricoques. ¿Pan casero de nueces? ¿Eso qué é lo qué é? :) Buen viaje, que me ha dicho une hirondelle que tú también migras una temporada. ¿Qué tendrá el Este?

    Gata, anduriña de mal asiento :) Migras cuando ellas vienen ¿volverás cuando ellas se vayan? Deseo lo mejor para ti, lo sabes. Uno de los tarros es tuyo, faltaría más, te gustará más que la del año pasado. Seguro que inventas comistrajos gatureños a los que le vaya bien esta mermelada ecológica, imaginación te sobra. Besacico.

    Valaf, yo también recolecté nísperos de un nisperero mú güeno que tengo, pero no pensé que se podía hacer mermelada de ellos :) Escogeré dos up, cuatro down, varios charm, diez top y a ver si consigo la anti-mermelada :) Abrazazo, profe :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz verano tenga vuesa merced, maese Diego!!!

      Un fuerte abrazo!!!

      Eliminar
  5. Qué pintaza, yo quierooooooooooo, a mí me encanta con queso brie en pan tostado :D

    ResponderEliminar
  6. Hola!!

    ¡¡Yo también quiero!!! además creo que cumplo los requisitos del pobre albaricoque que has enmermelado :))

    Un beso para ti, Diego :)

    Besos para los demás :)

    ResponderEliminar
  7. Ummm....Rico, rico..
    Besote Diego

    ResponderEliminar
  8. Patricia, si quieres quedamos a desayunar a medio camino entre Murcia y Caravaca, en el Niño de Mula. Tú te traes las tostadas y el brie y yo pongo la mermelada :)

    Ana María, tú siempre cumples los requisitos :)

    Clara, un besico.

    ResponderEliminar
  9. Ya veo, ya, que al séptimo descansó de contar y se metió en la cocina.
    Mnnn...mnnn...sabrosos seguro!
    Besitos, artista!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Virgi, lo malo es que no ha vuelto a dar ni golpe desde aquel 7º. Besico.

      Eliminar
  10. Qué rico el albaricoque ecológico¡¡¡
    Me alegro de que hayas vuelto a abrir los comentarios, Diego.

    Un abrazo.
    Me gustan mucho tus entradas sobre la naturaleza, besos.

    ResponderEliminar
  11. Hola te podrías pasar por mi blog http://mieternoamorporloslibros.blogspot.com/ soy nueva como todos lo fueron, Gracias

    -Besos

    ResponderEliminar
  12. Deliciosa esa mermelada, este año yo me estrené con la de fresas y la verdad, nada como la que uno hace. A disfrutar esas tostadas untadas con el dulce manjar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Después de enseñarlos tan apetitosos ahora los presentas embotaos :(( Esos no son para comerlos así que son los buenos y del árbol no de cámara del super. Te que aproveche diego y saboreala ;)
    Buen fin de semana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Amapola, riquísimo, te lo aseguro :)
    Carolina, me pasé por tu blog. Muy juvenil e interesante promover el placer de la lectura. Beso y bienvenida a este mundo blogueril.

    ResponderEliminar
  15. San, yo la hago con poco azúcar. A mí me encanta (sobre todo porque los albaricoques son de mi huerto :), pero hay quien las prefiere más dulzonas. Pon una fotico de tu mermelada de fresas :) Yo haré pronto la de higos, tampoco me queda mal :) Besico.

    ResponderEliminar
  16. Laura, mi técnica es todos los años la misma: primero me "jarto" de comer albaricoques directamente del árbol y luego los "entarro" :) "Sol de mayrena enmermelado" :) Buen finde motero :)

    ResponderEliminar