lunes, 6 de octubre de 2014

La copa verde

Después tomé la copa (no una cualquiera, sino la de color verde (las había también azules, rojas y amarillas (incluso alguna fucsia, todas perfectamente ordenadas en la estantería, a ella (mujer peculiar, de fortísimo (y no se vea en este esdrújulo un juicio subjetivo o apasionado (dicen que lo soy, pero no lo acabo de creer, me considero (y más de uno así lo proclama) un personaje equilibrado) por mi parte debido a la antipatía que siempre nos profesamos) y agrio carácter que pienso me transmitió gen a gen) le gustaba el orden, la disposición, los alineamientos y el vino) pero yo prefería las verdes o transparentes, reminiscencias sin duda de mi infancia primera con ella que no voy a relatar ahora) de la alacena del viejo aparador de madera de nogal de mi abuela) y eché un trago.

14 comentarios:

  1. Hombre... sería sin duda un trago de Don Peleón. :D
    Un buen vino necesita una buena copa transparente que deje apreciar todos los matices de su color y una forma especial que revele todos sus aromas secretos.
    Y también silencio... de ojos cerrados... que permita saborearlo... despacio... con pausas de puntos suspensivos :D y sin tantos paréntesis inútiles que entorpecen el placer de la degustación. :D
    Y todo esto te lo dice quien no bebe casi nunca pero que cuando lo hace, lo disfruta.

    ResponderEliminar
  2. De lo que no hay duda, Diego, es que se trata de un texto quasi matemático (por la cantidad de paréntesis dentro de paréntesis, jajajajajajaja. Y ojo, que la copa más bien parece un Cáliz...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Y encima va y no cierro el mío...

    ResponderEliminar
  4. 1 13, 2 12, 3 11, 4 10 etc. Texto tipo alcachofa :) Hasta la copa verde parece un paréntesis entre dos nubes. Subjetivo, apasionado... y algo loco :) Me hubiera gustado conocer a tu abuela, todo un personaje sin duda :) Un día nos tienes que contar el "antes" de echar el trago. Beso después del (paréntesis) veraniego.

    ResponderEliminar
  5. ¡Uf, casi no llego, demasiados obstáculos para saborear una copa.
    Besos besos

    ResponderEliminar
  6. Fram, a mi abuela, rústica y peleona ella, le gustaba el vino peleón y servido en copa verde, ella era así. De ahí mis aficiones poco refinadas.

    Texto matemático a tope, Valaf, aunque no sé yo si la estructura tipo “cebolla” la admitiría la RAEL.

    1 13, 2 12, 3 11, 4 10, tú también tienes algo de matemática, Esther, como un bocadillo de capas iguales, repetidas simétricamente. Antes de echar el trago liquidé a la abuela, claro :)

    Virgi, menos mal que llegaste. Tómate (si te apetece (y si no también, no me hagas ese feo) hacerlo, está muy rico) una copa conmigo.

    ResponderEliminar
  7. Diego, yo me tomaría un copón contigo (pero casi que me gusta más en rojo) a ver si de esa manera maclaro con el tema "paréntesis".
    Besito de verdejo contenido en mi color favorito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al escribir este texto "parentésico" (o "alcachófico" ("alcancílico" diríamos en mi tierra) como dice Esther) me acordaba de ti. Debe ser por el "verdejo". Un besazo

      Eliminar
  8. Maravillosos paréntesis que me hicieron leer el texto de otro modo.
    Espero con impaciencia el momento en que cuentes la primera parte con ella.
    Mis copas son transparentes y cuanto más fino es el cristal, más me gustan.
    Tomé la copa y eché un trago.
    A tu salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paradeliña, la primera parte... se me ha olvidado :) Yo levanto una copa de ribeiro a tu salud, con una tapica de pulpo, si puede ser.

      Eliminar
  9. Lo he metido en el programa, y ¡compila! Paréntesis perfectamente ubicados, historieta perfectamente trazada. Tu originalidad no tiene límites (ni finitos ni infinitos) y siempre me maravilla. Encima la copa VERDE :D a mí que me encanta pasarme por aquí, de tu cueva salen diamantes!
    Un beso (enorme (porque te lo mereces) y cariñoso) para ti!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beso recibido, nietecica virtual :) Y devuelto ampliado. Y a ver si distorsionas más, que te veo disipada últimamente.

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Azzul, un trago no le sienta mal a nadie. Ni dos.

      Eliminar