lunes, 25 de enero de 2016

El atrapador de nubes

Se subía a un perigallo con una pértiga de almez en la mano en cuyo extremo amarraba un capazo de esparto, de esos de recoger fruta. Y así pertrechado aguardaba pacientemente el paso de alguna nube. Recogía cúmulos, estratos, cirros, brumas. Luego las desmigajaba, las olía, las manoseaba ―acariciaba― y las dejaba cuidadosamente en el arroyo. Sabía que una mañana volverían a ser nubes. 

Aquel día de tormenta alzó el perigallo entre la lluvia torrencial y el granizo, y cuando escampó ―el arco iris― no se lo veía, ni a él, ni la pértiga, ni el capazo. Había desaparecido entre truenos y relámpagos.

Un día despejado llovieron hebras de esparto y astillas de almez, pero nadie se dio cuenta.

(Foto: cumulonimbo y ramilla de araucaria asomándose)

12 comentarios:

  1. Sutil ciclo, cargado de realidad, poesia y belleza,
    ¿ como lo consigues Diego?
    Te superas cada dia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me infiero más bien, Iota: ya tengo que recurrir a antiguas notas, antiguos brouillones, antiguas fotos para escribir cada lunes :)

      Eliminar
  2. Llovieron astillas de almez y hebras de esparto pero... A él ¿¿¿qué le pasó???...¿encontró el tesoro del arcoiris?...¿por qué no volvió-llovió?... :(
    Poesía aparte (un capazo lleno), me dejas de nuevo con el corazón en un puño preguntándome cosas. :(
    Haz el favor de traernos la continuación: lo mismo tiene cosas que contarnos de las nubes y te necesita de intérprete. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé lo que pasó con el atrapador, Fran. Lo he contado como me lo contaron. Quizás se llovió unos kilómetros más allá. O se convirtió en vencejo. O, simplemente, se despertó.

      Eliminar
  3. Es una monada esta historia. Mágica, ancestral, simpática, tierna, original.
    Me ha encantado

    ResponderEliminar
  4. Tanto las amaba que se lo llevaron con ellas.
    Tierno relato diego.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Diego, me has recordado un montón a García Márquez y su realismo mágico.
    Besis :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Gabo levantara la cabeza y leyera tu comentario, volvía a palmarla del disgusto :)

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Como no puedo decírtelo por allí pues aprovecho el por aquí y te lo digo: un besazo muy muy muy fuerte Mariajesús :) que te aprecio un montonazo :)

      Eliminar