lunes, 7 de noviembre de 2011

Caricia


Arena (húmeda).
Espuma. 
Y antes, ola, marea, viento.



(Foto: espuma y arena, Campoamor)

18 comentarios:

  1. Ojalá todas las olas, mareas y vientos acabaran en tan sutil caricia.
    Tan sugerentes tus palabras como la imagen.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Dice un refrán, si lo breve es bueno, dos veces bueno. Yo que soy muy de arena y de mar,y de olas, me llegó el viento y la brisa marina. Sí. Como una caricia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Breve,intenso y con mucho aroma.
    Me gusta.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. La espuma del mar es la más parecida que conozco a la espuma de la cerveza... esto es lo que me ha venido a la cabeza... lo siento Diego!! es que estoy fatal!!
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que describir en 8 palabras la caricia "post pulvus" y el propio "pulvus" ha sido un ejercicio de... vaguería estilística. Lo importante es que el "pulvus" y el "post pulvus" duren más de los 8 segundos que se tarda en leer el texto. Si no, malamente lo llevamos. Tu interpretación, Chelo, tampoco está tan alejada del sentido del texto: siempre hay que tener un bote de cerveza en la mesilla de noche para reponer líquidos por si cae un "secundus pulvus" Bueno, os dejo, porque el que está fatal soy yo... :) Gracias.

    ResponderEliminar
  6. ¿dos?, ¿ocho segundos?.
    Supermán Diego, Supermán.....
    Pedrice

    ResponderEliminar
  7. Pues bendita "espuma", niño, que ha inspirado tanto y bien :)

    el abrazo lo dejamos para otro día que estoy saliendo de una gripe y tú estarás sudando ;)

    ResponderEliminar
  8. Perdona , Diego: tengo sesenta y cinco años, pero, no puedo evitarlo, ME PONES.

    ResponderEliminar
  9. Pedrice, fantasías. La realidad es la que escribí en mi entrada del 6 de junio de 2011.

    MariLuz, los abrazos virtuales no contagian ni huelen a sobaquina. Uséase, que ahí va un abrazote virtual.

    María Jesús, eres una zagalica. Y tú si que me pones a mí. Habrá que buscar un apaño... :)

    ResponderEliminar
  10. Pero... has cronometrado las palabras o el pot polvus??? Es una incógnita que no me deja dormir. :-(

    ResponderEliminar
  11. Encarni, el "post" no lo puedo cronometrar, porque siempre me quedo dormido enseguida y se me olvida darle al off del cronómetro... :)

    Joven Cuervo, y que no falte ese vaivén :)

    ResponderEliminar
  12. Hola Diego: Me he dado una vuelta por mi primitivo bloc, y veo que me dejaste, un saludo que te agradezco. pero desde hace ya. do años. mas o menos solo escribo en mi blog "reflexions en veu alta" si no tienes prejuicios con la lengua catalana, podras visitarme si te apetece, y si los tienes también. yo te contestaré siempre en castellano, que és la lengua que prefiero después del catalán. Me alegró, que habias encontrado en internet, el Forat del Bulli. Es bonito verdad? Es una cueva natural, para gente que practique la espeleología y el barranquismo.

    cERcade alli hay un manatial, que también se ha puesto de moda en los medios, porque es aún un misterio de donde mana el agua. que nunca nadie ha visto secarse ni en las mas pertinaces sequias. SE llama "FONT BORDONERA" y esta en el municipio de ORGANYÀ. A una hora de coche del forat.

    Si te animas a venir, con mucho gusto, te indicaré, y hasta te acompañaré junto con mi marido.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Caricias saladas.
    Viento dulce.
    Besitos tiernos.

    ResponderEliminar
  14. Yo soy muy parlanchina, ya me conoces ;) pero para mí que a esta caricia le sobran 37 letras, 3 puntos y 3 comas.
    Yo la habría descrito así (...)
    Un abrazote. :)

    ResponderEliminar
  15. Guau!!!!
    Nunca había apreciado la similitud de una caricia con la orilla del mar... me gusta!!!!

    ResponderEliminar